3 de septiembre de 2007

Una linda Generación

Vuelvo a Chuquiago despues de Bloguivianos en Santa Cruz de la Sierra y, como dicen otros que también estuvieron, fue un encuentro espectacular. Para mi, que debo haber sido el más viejo de los presentes, fue refrescante ver a los y las jóvenes que emergen con fuerza y personalidad propia. Se ve venir una linda generación, ojala que este nuestro país de todos los días no les corte las alas y los deje volar como merecen, universales y libres como me ha parecido verlos.



A la mesa sobre política le faltó la profundidad que tuvieron las otras, aunque los expositores son de primera linea, pero se vió más un expresarse como ciudadanos que una lectura del blog desde la política. Faltó el del Ágora que no pudo estar y que habría aportado desde la teoría y la experiencia algo más que las buenas intenciones y preocupaciones de los ponentes, que de blogs saben muy mucho, pero sobre política como que les faltaba un hervor. Salvo el de Palabras Libres, que se mueve mejor en esas aguas y participó a la altura de sus antecedentes (lástima por las cifras de sus datos que no estaban todas bien). Concuero con la síntesis de mi amigo Eduardo Subieta sobre como fue que fue.



A lo largo del encuentro varios participantes propusieron que entre todos los presentes se emitiera una palabra común, como un mensaje que circulara el hiperespacio, colgando de nuestras páginas. El movimiento bloguero boliviano no está aún maduro para semejante cosa y la gente que se encontró en este viaje (muchos de ellos por primera vez) de lo virtual a lo real tendrán que pulir juntos muchos detalles como para permitirse una voz conjunta. Pero puede que llegue el día.



La experiencia de la actividad de las redes virtuales en política es corta pero importante en el mundo. Si uno quiere profundizar en ello puede ver “El Poder de las Redes” de David de Ugarte que es una síntesis y un aporte teórico de primer nivel y que vale la pena leer. David de Ugarte no pudo estar en Santa Cruz, con nosotros, porque AereoSur no logró hacerle un espacio en algún vuelo desde Madrid, cuando lo teníamos todo previsto para traerlo; seguro que su presencia hubiera realzado el acto de una viva manera. Para la próxima será.



A Sebastián Molina y al equipo que trabajó con él para hacer realidad este encuentro hay que darle una felicitación por esto y todo el apoyo para seguir construyendo futuro, para lograr una segunda versión del encuentro que será en La Paz, y una tercera y una cuarta...