1 de diciembre de 2009

la Recta Final

“El poder corrompe”, pero el poder absoluto corrompe absolutamente, da paso a intolerables abusos e impone dictaduras. La democracia se basa en el gobierno de las mayorías, pero no para que le permita a una sola persona hacer lo que le dé la gana. Eso está por suceder con Evo Morales Ayma.


¿Sabe Usted que los 36 senadores se eligen ahora según una cifra repartidora que le permite a un partido acumular todos los senadores de un departamento? Eso está por suceder en La Paz, Oruro y Potosí, donde el MAS puede conseguir los 4 senadores (antes esto no pasaba, sabiamente había siempre un senador para la oposición). Así están las cosas desde la mayoría de las últimas encuestas:

Beni 1 senador para el MAS, 2 para el PPB y 1 para UN (consolidado)
Chuquisaca 2 senadores para el MAS, 1 para el PPB y 1 para UN (consolidado)
Cochabamba 2 senadores para el MAS y 2 para el PPB (el 4º aún en disputa entre ambos)
La Paz 3 senadores para el MAS y 1 para UN (el 4º aún en disputa entre ambos)
Oruro 3 senadores para el MAS y 1 para UN (el 4º aún en disputa entre ambos)
Pando 1 senadores para el MAS y 3 para el PPB (el 4º aún en disputa entre ambos)
Potosí 3 senadores para el MAS y 1 para AS (el 4º aún en disputa entre ambos)
Santa Cruz 1 senador para el MAS, 2 para el PPB y 1 para UN (el 4º en disputa entre UN y PPB)
Tarija 2 senadores para el MAS, 1 para el PPB y 1 para UN (consolidado)

Si en La Paz, Oruro y Potosí se logra un senador, la correlación de fuerzas será 18 a 18 y habremos alcanzado un equilibrio necesario; habremos salvado la democracia.

La única candidatura que puede pelear el cuarto senador por La Paz y Oruro es Unidad Nacional, por eso hay que votar por Samuel Doria Medina. En Potosi solo Rene Joaquino puede lograrlo, hay que votar por él. Nos guste o no, ellos son los unicos que pueden. Votar diferente es tirar nuestro voto a la basura.


Si viviéramos en Pando habría que votar por Manfred Reyes Villa, que es el único que puede asegurar el cuarto senador para que la oposición tenga tres. Si viviéramos en Tarija o en Sucre, podríamos votar libremente, por quien más nos agrade, porque los partidos de la oposición van a lograr un senador o más.

¡el destino del país y de la democracia está otra vez en nuestras manos!