15 de diciembre de 2006

CABILDO

Estoy en Santa Cruz de la Sierra, horas antes del Cabildo que se preve multitudinario. Los cruceños dicen que convocarán un millón de personas pero eso es exagerar la capacidad de convocatoria en una ciudad que tiene un millón de personas y algo más. Yo sostengo que si superan el medio millón es más que suficiente para proclamar el éxito rotundo y para que las voces que se expresen hoy, tengan que ser escuchadas por todos.Escribo para que queden mis preguntas para cuando todo esté consumado.

1.      No se puede reunir a tanta gente para no decidir sino temas trascendentes. Esta tarde los cruceños van a decidir algo fundamental, cuya base tiene que ser la autonomía de facto; eso es lo mínimo. De no ser así podría lastimarse el gran espíritu de movilización que se nota en todas las esquinas de esta magnifica ciudad. Pero ¿qué quiere decir autonomía ahora?

¿Será que desde el lunes el Prefecto cruceño nombrará los directores de las oficinas que debieran quedar bajo su competencia? ¿Será que se crea y se pone en funcionamiento una Asamblea Departamental con competencias legislativas? ¿Están cordinados estos u otros resultados con los cabildos de Pando, Beni y Tarija?

2.      Una vez tomadas esas decisiones, el gobierno central no puede dejar de responderlas, porque si se queda callado y quieto, el Presidente Morales perdería el respeto que le otorga su investidura, sin contar con el especial predicamento que le otorgan sus adeptos a esa investidura. Qué va a hacer el MAS. ¿Se quedará tranquilo mirando los acontecimientos, bajo la idea de que esto es pueblo contra oligarcas e impulsará la poblada, las multitudes o el levantamiento? Si eso es así, la tiene perdida en el oriente, porque la poblada, las multitudes y los levantamientos en Santa Cruz visten otros colores, muy distintos a los que quisiera Evo.

Y si no es eso, puede impulsar el gobierno una acción combinada con apoyo militar para reducir y escarmentar la decisión cruceña. Si fuera así ¿obedecerán las FF AA una orden de ocupación militar del departamento o la "media luna", o actuarían divididas como sostienen en Santa Cruz que podría pasar? O la otra, si realmente se produce una decisión de intervención militar, combinada con el levantamiento “espontáneo” de grupos, ¿tiene capacidad la ciudad de Santa Cruz de resistir o repeler ese intento?

Lo que está claro es que así como Bolivia paso a ser otro país a partir de la llegada de Morales y el MAS al gobierno hace un año atrás, tampoco podrá ser el mismo país a partir de esta tarde.