30 de noviembre de 2008

Plataforma y Declarathon


Y vamos a iniciar una semana especial y de intenso trabajo. Primero está la reunión nacional de los amigos y adherentes que convoca el Colectivo Si_Bolivia. Es la quinta reunión, todas las otras tuvieron éxito y congregaron a todos los amigos invitados, solo que esta es la primera vez que nos ponemos la varilla de los objetivos tan alta: Vamos a intentar institucionalizar el trabajo de esta Plataforma Política en Red.


En un momento en que parece que a nadie le interesa verdaderamente solucionar los problemas, sino posicionarse en mejores condiciones electorales de ventaja individual, va a ser muy dificil, pero ha llegado el momento de cambiar las cosas…


Queremos hacer las cosas al revés. No se trata de promocionar una candidatura e intentar aglutinar a la gente a su alrededor, como parece ser el camino por el que ya han optado algunos. Menos aún intentar organizar un frente común contra el actual gobierno, que solo logrará aglutinar descontentos sin señas de identidad, como los cívicos y los prefectos de la Media Luna, que no terminan por entender que la autonomía regional es una Causa Ciudadana y no un Proyecto Nacional. Nosotros sin prisa, pero sin pausa, a construir una plataforma moderna, ágil, flexible, al mismo tiempo que consecuente e innovadora. A ver qué sale.



Inmediatamente después viene la Declarathon. Durante 24 horas vamos a leer la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Están todos invitados. Lo vamos a hacer todo el día 10 de diciembre, desde la Casa de Pedro Domingo Murillo, en la calle Jaén, en La Paz. El motivo es celebrar los 60 años de esta Declaración en el mundo y sumarnos así a los festejos a lo largo y ancho del planeta tierra, con el aditamento de que hoy el texto de la Declaración es casi subversivo en Bolivia.


Hemos preparado el texto en todos los idiomas, y ya tenemos amigos que van a leerla en vasco, en catalán, en alemán, en italiano; desde luego que en castellano, aymara y quechua, eso no podría faltar.




Ven ciudadano amigo, a leer con nosotros ese día la Declaración Universal.