16 de marzo de 2009

Relevo

Es mi amigo Puka Reyesvilla Méndez quien hizo notar que hasta ayer solo había EVO, y que a partir de la semana pasada y los hechos en Huatajata, en Bolivia hay RELEVO. Habemus Candidatum podríamos decir, parafraseando lo de vez en vez -habemus Papa - después del humo blanco, desde las ventanas del Vaticano; tanto así ha costado.

Ahora se trata de consolidarlo, que el país se lo crea, que se hable de él como la personalidad que puede encabezar la construcción ciudadana del rechazo democrático al etnonacionalismo cuasi-fascista de Evo Morales Ayma. Hay muchas cosas por hacer y votos que calcular.

Hay que sustentar la candidatura, y es responsabilidad nuestra, no podemos esperar que el candidato se ocupe también de esto. Hay que construir en Red (no vamos a hacer un partido político, hay que tender una Plataforma Política en Red), hasta en el último rincón del país y de la patria, o más allá, en Buenos Aires o en Madrid; donde hay dos bolivianos, allí hay que edificar. Es decir, hay que construir alrededor de uno, sin pedirle permisos a nadie. Otros estamos preparando una plataforma de interconexión.

Imaginemos 1: controlar y defender el voto en el recinto electoral y en las mesas de nuestro barrio (ni eso hay, ni habrá si no nos organizamos) para contener el fraude que se viene. No quiero ni comentar sobre llegar donde nuestro vecino o vecina, nuestro compañero de trabajo, de estudios en la universidad o el instituto (la juventud es vital para esto)  y explicarle que su indefensión ha terminado y que las sociedades urbanas, aspirando a modernas, tienen capacidad de reacción y que hay que organizarse, informarse y votar, finalmente. Después hablamos de gobernar.

Imaginemos 2: las clases medias, o quienes aspiran a ser de clase media en la sociedad boliviana, más bien polar que centrada en su centro, vinculando sus intereses y sus valores en la construcción de un país plural y abierto a la participación igualitaria de todos. Algún día tiene que pasar, pero no va suceder por sí mismo. Hay que organizarse para eso también.

Por lo tanto, lo más importante en este momento en que candidatum habemus, es la organización. Y la organización es en red. Yo estoy encantando en ayudar a organizar la red y a institucionalizarla, para que sea un entramado democrático de verdad, que funcione con reglas y procedimientos democráticos y para todos por igual (algún día tiene que suceder en Bolivia también, ¿acaso no somos marcianos?). Se puede hacer.

¿Te gusta la idea? ¿Quieres participar? Esto está abierto para todo el que quiera o la que quiera. Escríbenos un mail, estamos en bolivianosdecorazon@yahoo.com