15 de noviembre de 2009

32 años despues, y más de lo mismo, otra vez.

El Presidente Morales no pudo inaugurar los Juegos Deportivos Bolivarianos del 2009 en Sucre, porque la silbatina fue tan grande y contundente desde su llegada, que sus asesores y amigos no quisieron arriesgarlo y ponerlo en el bochornoso lugar de un Mandatario rechazado por el pueblo, que le silba y le abuchea hasta no dejarle hablar.


Yo no estuve allí, pero me hubiera gustado.


Donde sí estuve fue en La Paz, hace 32 años en 1977, en el Estadium Olimpico que se estrenaba, con ocasión de inaugurar los Juegos Bolivarianos. En ese entonces era otro el presidente y los dictadores también eran otros en el continente.


juegosbol


Banzer Suerez caminó hasta la curva sur del Hernando Siles para izar la bandera, pero tampoco pudo completar el acto, porque desde el público le llovieron naranjas, cientos de naranjas, en una actitud bochornosa y de desprecio del pueblo al mandamás de turno.



Saltando los años y las diferencias, ambos cometieron el error de exponerse al publico, no organizado ni contratado, como suele hacerse con los caudillos y dictadores en América Latina, mientras están en el poder, a los que se les prepara siempre una "claque" de aplaudidores por delante que les impide ver la realidad.


Hugo y evo


Un descuido y ¡zaz!, a la gente no se la puede contener a veces...