4 de abril de 2009

EL CONTENIDO DE CLASE DEL ESTADO PLURINACIONAL


El tema es Bolivia, un almuerzo con ONGs de la iglesia católica, muestra la misma sensación de desasosiego que se puede encontrar conversando con los funcionarios de la oficina de la Internacional Socialista en Londres: Confusión, falta de interlocución e interlocutores, corrupción generalizada, ausencia de algún plan que permita intuir donde va a terminar el proceso de "cambio democrático y cultural" a la boliviana. Me lo dijo así Luis Ayala, Secretario General de la IS, sobre la decisión de no hacer nada con los bolivianos, porque no se sabe quien es quien, ni qué es lo que proponen y quieren.

Decepción con Evo, desasosiego con la oposición. Pobres ONGs y sus voluntarios; tanto deseo de cambio  para beneficiar a los indiecitos de allá, en las tierras promisorias del nuevo mundo de siempre; tanto esfuerzo, tanto dinero gastado, tanta esperanza, tanta creencia en el reclutamiento de marginales y marginados y pobres y empobrecidos…

Nuestra sociedad no se distingue por su honestidad a prueba de balas, sino todo lo contrario. Pero nunca como ahora, que se pueden comprar y vender los servicios de cualquier funcionario; se ha convertido este, en un país donde todo es posible. Y no vengan con que "siempre fue así" (en si mismo este argumento es una justificación inadmisible), hace diez años se respetaba la ley SAFCO y algo de vergüenza quedaba en las oficinas, en los ocultos rincones de la mala educación de las clases dominantes (así se llamaban hace diez años) que aspiraban a ser como las de Neva York, honestas y eficaces --vaya broma--.

Estaba en formación un tipo de control ciudadano, sostenido por la ética republicana a nuestro estilo (por decirlo de algún modo, no el mejor), que despreciaba las prácticas dolosas y los abusos del poder político; ahora ha sido reemplazado por otro tipo de control --dicen que social-- basado en una nueva moral, donde crecen los valores de la miseria: metir para sobrevivir, robar para sobrevivir, aprovecharse de toda oportunidad para sobrevivir; son los valores acumulados por siglos de pobreza y sobrevivencia, a como de lugar. Bajo el lema "ahora nos toca a nosotros" se ha instalado el reino del todo nos es posible, y hay quienes pueden más y parecen aspirar a muchísimo más.

¿El narcotráfico? Ahora campea su riqueza por calles y plazas, su poder y su influencia. Se va organizando más y mejor, al amparo de la inoperancia y la incapacidad de un gobierno de corruptos e ignorantes (la palabra ignorancia no es un insulto, describe una condición), cuando no de cómplices, que empiezan a disfrutar de los excedentes de tan buen negocio.

Están las mafias sindicales, que como otras mafias cualesquiera, controlan ahora sus parcelas de poder para-estatal con el apoyo y la complicidad gubernamental, exigiendo de la población un pago por su tranquilidad y seguridad. Estas mafias viven de los contribuciones de grandes y pequeños, obligándolos a aportar según sus posibilidades y sus necesidades. En su seno se reclutan los agentes del cambio, pajpakus del barrio, delincuentes de poca monta, proxenetas varios, para volverlos viceministros, directores generales, o gerentes de las languidecientes empresas estatales. Junta de vecinos, organización vecinal, sindicatos agrarios… así se llaman y ejercen su "contro social".

Solo falta que se encuentren los tres, la nueva burocracia corrupta, el narcotráfico y las mafias sindicales, que se conozcan bien, que se den cuenta que sus intereses son convergentes. Que se organicen

Para ello tienen funcionando una cosa construida en medio de la nada, el Instrumento le llaman. Es algo así como un sitio de convergencia de unos y otros, de los tres grupos seguro, más otros menores. Sin reglas claras, sin organización, sin un sistema político de partidos que funcione y se autocontrole, sin ciudadanos con posibilidad de ejercer sus derechos y menos el del voto que premia o castiga, porque entre el padrón electoral manipulado, una ley que cualifica la votación a favor de las áreas rurales y una Corte Electoral parcializada...

Solo falta que se organicen y tendremos el Estado Plurinacional Comunitario que nos ha ofrecido el MAS.