28 de agosto de 2011

La igualdad para desiguales

“Los medios tienen que acatar el principio de igualdad…” dice Juan Carlos Pinto Quintanilla, uno de los funcionarios del Órgano Electoral Plurinacional, más conocido por su Tribunal Supremo, apodado “La Banda de Ovando”, por ser una camorra al servicio de los intereses espurios del gobierno, obsecuentes con la estrategia del etnopopulismo autoritario, de querer concentrar “todo el poder”.

Según este señor, especialista en educación ciudadana, es ahora cuando hay que respetar la igualdad de oportunidades entre candidatos… Hace tres mil años que Sócrates, al hablar sobre la justicia preguntó si era dar por igual entre desiguales. ¿Es justo que los candidatos elegidos por el MAS para postular a Jueces o Magistrados tengan las mismas oportunidades, ahora, en la etapa del voto ciudadano, llamado a legitimar lo que otros decidieron, cuando fueron escogidos por decisión política por encima de méritos, experiencia o prestigio de cada cual?

Muy bonito eso de propugnar la igualdad cuando conviene, pero antes, cuando se trataba de seleccionar y habilitar a los competidores no era necesaria la igualdad de oportunidades. En ese momento no valían las igualdades, lo que valía era ser del MAS o tener su apoyo. En ese momento lo que contaba era la decisión del aparato político que indicaba por quien debían votar los dos tercios de parlamentarios controlados por el gobierno. Y ahora que estos masistoides son candidatos, nos cuentan el cuento de la igualdad...

¡Vayan a contar cuentos a su abuela, carajo! A ver si ella por viejita y buena les cree algo de tanta impostura.