13 de mayo de 2013

MÉNAGE À TROIS

Es lo que hay, por lo menos hasta el momento. La oposición está atrapada entre Juan, Samuel y Rubén (de izquierda a derecha), que se perfilan y trabajan para consolidar sus propias candidaturas, bajo la promesa de buscar más adelante la mentada “unidad”.



Para que se construya un “polo de unidad”, un referente que se muestre fuerte y capaz de enfrentar la ilegítima postulación y candidatura de Evo Morales, es necesario el acercamiento, pero está claro que la unidad de los tres es prácticamente imposible.

Juan del Granado y Rubén Costas son antípodas ideológicos. El uno es un socialista que reivindica para sí el auténtico “proceso de cambio”, mientras el otro un conservador de la derecha boliviana, muy cercano a los restauradores. La unión entre ambos es inimaginable y ambos lo dicen, cada que alguien quiere escucharlos.

Samuel Doria Medina puede unirse ya sea con Juan que está a su izquierda, o con Rubén, que está a su derecha. De hacia dónde se incline Samuel (o de la capacidad que tengan los extremos de atraerlo) dependerá el tipo de candidatura de unidad que tendrá el país para las elecciones de 2014.

Si simpatizas de la oposición democrática y quieres apoyar una salida alternativa al autoritarismo etnonacionalista de Evo Morales, ¿cual acercamiento preferirías? Teniendo en cuenta que esto es lo que hay y no otra cosa, ayudarías y votarías por un acuerdo que acerque a Samuel con Juan del Granado, o te sentirías más cómodo con un acuerdo entre Samuel y Rubén Costas?