9 de octubre de 2011

ANULAR

La indignación ciudadana con las elecciones judiciales es tal, que en las redes sociales se podría intentar medir la proporcionalidad de la bronca con el sistema propuesto por la gente para anular su voto.

Se ha propuesto que con marcadores (indelebles o de agua, da igual) se marquen todas las casillas, sea con una raya o una equis, o una mancha vertical (recuerde que hay que marcar las cinco columnas, sino le pueden hacer valer un voto.

Se ha propuesto una manera práctica y se puede ver en http://bit.ly/nOaZe7

No hay que olvidar que en esta ocasión no hay delegados de mesa que controlen la validez de los resultados que se envían al Órgano Electoral Plurinacional (así se llama ahora la que fuera una prestigiosa Corte Electoral), donde la Banda de Ovando se encargará de sumarlos y vaya uno a saber cómo lo harán y a favor de quienes, porque tampoco hay control de nadie en ese momento. Entre cuatro paredes pueden manipularlo todo sin que haya nadie que les diga nada.

Se ha propuesto una manera de dejar testimonio de lo que ocurra o hacer denuncias, por teléfono, celular (mensajito), correo electrónico o llenando un formulario en el lugar http://mivotocuenta.org.bo/

Si la bronca y el rechazo es tan fuerte se pueden utilizar otros métodos. Cosas que se dicen en la Red: marcar los votos con engrudo en la papeleta, o con Carpicola, o con una barra de Uhu, produce el mismo resultado, aunque no sé cómo podrá cada mesa contabilizar ese tipo de voto.

Con un lanzallamas sería genial, pero no se debe, porque está prohibido.